Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

Frases para Ultima Reunión de Padres de Jardín de Infantes

Frases para Ultima Reunión de Padres de Jardín de Infantes

Comparte

Ser maestro de preescolar es de las mejores situaciones que te podrían pasar dentro del sector de educación. Cuando un docente inicia enseñando en el jardín de infantes, es inevitable no encariñarse con los niños, son criaturas inocentes que transmiten mucha alegría, en algunos casos podríamos llegar a verlos como nuestros hijos.

Es por ello que la última reunión, que viene a ser como la despedida oficial de fin de año, resulta muy dolorosa. Aun así, es necesario que te expreses de la manera más sincera posible, este acto no tiene por qué ser complicado, aunque lo es para muchas maestras quienes incluso llegan a las lágrimas.

Aquí te dejamos algunas ideas que puedes considerar como palabras para la última reunión con los padres de preescolar. Puedes modificar estas frases, agregar o quitar oraciones, siempre que se adapten a lo que sientes está bien, si deseas puedes usarlas únicamente como guías, lo importante es transmitir lo que verdaderamente sientes.

  1. «Queridos niños, ha llegado el momento de despedirnos, de decirnos adiós, ojala el destino quiera unirnos una vez más. Llevo en mi corazón cada una de sus sonrisas, cada una de sus palabras, cada experiencia buena y mala, y me reconforta saber que ustedes mis niños se llevan los aprendizajes que con mucho cariño les he entregado».

 

  1. «Queridos padres de familia, amigos y apoyo, juntos tenemos un objetivo común y es el apoyar a estos niños en el aprendizaje constante y encaminarlos en senderos del bien, ha sido un placer para mí, tenerlos de ayuda, gracias por no dejarlos solos, gracias por ser ese apoyo en casa, mi deseo después de este año maravilloso es que sigan ayudando a estos seres increíbles, futuros profesionales y ciudadanos de bien».

 

  1. «Ser maestra es la profesión más bonita, y ser madre también lo es, en esta tarde nos encontramos junto a sus niños representando el modelo a seguir de estas criaturas, ciudadanos que se guiaran con cada enseñanza que le brindemos, este año ha sido para mí uno de los más bonitos, es cierto que no todo ha sido perfecto, he aprendido muchas cosas, ha habido momentos malos, dificultades, discusiones, pero hemos sabido salir adelante, no hubiera podida sin ayuda de ustedes padres, gracias».

 

  1. «Cuando entre por primera vez a esta aula supe que había encontrado el lugar correcto, estos angelitos me han brindado un cariño tan especial y sincero, los he llegado a querer mucho, cada uno es tan especial y diferente, cada niño tiene algo que enseñar, me complace explicarles una y otra vez cada tema, ¿Saben por qué? Porque están dispuestos a aprender, porque a esa corta edad tienen el privilegio que muchos otros niños de su edad no tienen; estudiar en una escuela. Los he regañado un par de veces, es necesario, porque después de cada error, viene una carita feliz en la frente, aprender padres a corregir a nuestros niños, a enseñarles el sendero del bien, a guiarles en todos los aprendizajes que vayan a tener a lo largo de toda su vida. Hoy en este último día, se cierra una etapa para dar inicio a otra, el preescolar los ha hecho capaces de enfrentar ahora la educación formal. Éxitos a mis pequeños y a sus papitos».

5. «Quiero agradecer a Dios por darme la oportunidad de hacerme cargo de este grupo de niños y a la vez también le agradezco porque me ha puesto como compañeros de ayuda a los mejores padres, hemos formado la mejor alianza que lucha por un objetivo común: estos pequeñitos que hoy nos miran con ternura y amor sincero. Hoy me complace estar frente a ustedes agradeciéndoles por todo lo que me han enseñado, así es, porque ustedes niños también pueden enseñar muchas cosas. He aprendido a entenderlos, a quererlos a conocerlos y a ayudarlos. Hasta una próxima oportunidad, gracias».

Te puede interesar:  ¿Cómo enseñar la Obediencia a los Niños? 3 Técnicas Para Maestros y Padres