Aprendizaje autónomo

Aprendizaje autónomo

El aprendizaje autónomo es aquel realizado con una motivación, técnicas y una evaluación que procede de la misma persona, la cual busca satisfacer sus falencias. Para ello, pone en práctica la observación, la investigación y la reflexión. Todo esto permite al estudiante manejar sus propias reglas de estudio.

A continuación, ampliaremos un poco más este concepto y todo lo que implica.

 

¿Qué es el aprendizaje autónomo?

El aprendizaje autónomo es aquel en el que cada persona aprende y se desarrolla de manera distinta y a ritmo diferente que otros estudiantes. En este el estudiante desarrolla la habilidad o la capacidad de relacionar problemas por resolver.

Es decir, en este se busca la información necesaria, se analiza, genera ideas, sacar conclusiones y se establece el nivel del logro de sus objetivos. De hecho, el aprendizaje autónomo se debe desarrollar desde el nivel inicial, posibilitando actividades autónomas y atendiendo la expresión autónoma de la emocionalidad con la que actúa el niño.

La autonomía en el aprendizaje es la capacidad que posee un estudiante para orientar, controlar, regular y evaluar su forma de adquirir conocimientos, de forma consciente e intencionada. Para ello, se vale de estrategias de aprendizaje que le permiten alcanzar el objetivo o meta deseada.

Es un proceso intrínseco del ser humano en el cual se vale de estrategias didácticas para mejorar su capacidad de comprensión y de aprendizaje.

 

Herramientas del aprendizaje autónomo

Para alcanzar la autonomía y hacerla contigua al concepto de aprendizaje, se requiere de una serie de herramientas de orden cognitivo, socio afectivo y psicomotriz. De hecho, el aprendizaje autónomo visto globalmente, tiene estadios o pasajes que van desde el aprender a pensar, aprender a aprender, aprender a hacer y aprender a desaprender.

En este sentido, se puede afirmar que el aprendizaje autónomo no se queda en el plano de la contemplación. La realidad, este trasciende al plano del hacer para transformar tanto al individuo que aprende, como a su entorno.

 

Características del aprendizaje autónomo

  • El aprendizaje autónomo presenta las siguientes características:
  • Es responsable. Es decir que el estudiante demuestra compromiso y cumplimiento con sus deberes como aprendiz.
  • Es centrado en el estudio, pues el docente es un facilitador de su aprendizaje.
  • Es flexible, debido a que permite que cada uno administre su tiempo y la ejecución de las tareas sin estar sometido a un horario determinado.
  • Es colaborativo, porque interactúa con otras personas y fomenta el trabajo en equipo.
  • Es creativo porque busca solución a problemas relacionados con el aprendizaje.
  • Es auto motivador, debido a que la motivación parte de cada uno, no del docente.
  • Es auto dependiente, pues no necesita supervisión por parte del docente, sino que se hace responsable de su deber y solamente pide una asesoría básica en el tema.
  • Desarrolla capacidades, debido a que buscan y manejan la información, soluciona problemas y trabaja en equipo.

 

¿Cómo potenciar el aprendizaje autónomo?

Para potenciar el aprendizaje autónomo en el estudiante, existen diversas estrategias para lograrlo. Estas pueden ser:

  • Cognitivas, que les permite a los estudiantes tomar decisiones oportunas de cara a mejorar su estudio y rendimiento.
  • Metacognitivas o de reflexión sobre el proceso de aprendizaje
  • De apoyo, referidas al autocontrol de esfuerzo y persistencia para promover condiciones que faciliten efectivamente el estudio.

¿Cuáles son los factores de desarrollo del aprendizaje autónomo?

aprendizaje autonomo

Consideramos la integralidad e interconectividad como los factores que conducen al logro de saberes, sentimientos y habilidades de forma balanceada y estructurada. En este sentido, el aprendiz autónomo debe ejercitar para este efecto. No obstante, algunos de los factores que influyen son:

Habilidades cognitivas

Son funciones de naturaleza intelectiva. Es decir, una aproximación desde el plano psicológico, la cual plantea que se desarrolle con las siguientes habilidades:

  • Habilidades verbales, manifestadas como la capacidad para expresar conceptos principios y de igual manera extenderlos.
  • Las habilidades numéricas, las cuales se muestra como la capacidad de trabajar con signos numéricos.
  • Habilidades de razonamiento o capacidad para resolver problemas lógicos.
  • Relaciones espaciales o capacidad para visualizar objetos y figuras que giran secuencialmente en el espacio y establecen relaciones entre ellos.
  • Que desarrollen la rapidez conceptual o facultad para reconocer semejanzas y diferencias en objetos y símbolos de manera rápida y precisa.

Habilidades metacognitivas

Constituyen uno de los pilares del aprendizaje autónomo. La metacognición describe al mismo acto de aprender y pensar, y mediante esta habilidad se monitorean las acciones que se hace para alcanzar una meta.

Por lo anteriormente explicado, se facilita establecer las correcciones o ajustes en el curso de la actividad. Desde esta perspectiva, la metacognición es conocimiento que se aplica para la adquisición, empleo y control del conocimiento y otras habilidades cognitivas

Habilidades interpersonales

Es la posibilidad y el estímulo del individuo a través de la comunicación oral, escrita, verbal y no verbal en la interacción humana. Estas acciones de inter personalización son la comunicación, la cooperación, la empatía y la asertividad por ejemplo.

Las relaciones interpersonales no son el resultado de sumar las conductas individuales, sino el producto elaborado por la función del desarrollo personal y el colectivo. Además, la disposición comunicativa como emisor, receptor o mediador, facilita la percepción y el procesamiento de la información.

En el caso de lograr una gran asertividad en los procesos comunicativos, se creará un mejor ambiente que motive mejor el aprendizaje autónomo

Motivación intrínseca

Se debe considerar como un proceso dinámico e interno, que resulta de un estímulo que impulsa a acometer una tarea o evitarla. El proceso es intrínseco porque el interés por el aprendizaje nace de una necesidad, la cual debe satisfacerse, y que a la vez implica múltiples retos.

Es tener ganas, deseos, motivos, resoluciones, decisión, entre otras. Todas ellas reflejan una intención y persistencia del estudiante por lograr sus metas.

Autoconcepto

Este conduce a elaborar un concepto de sí mismo, y un juicio que incide en su desempeño. También, suele conocerse como un auto respeto, autoimagen o autovaloración.

El autoconcepto se manifiesta alto cuando el estudiante se acepta. Gracias a ello es capaz de tomar decisiones, se cuida y se siente orgulloso de sí mismo. En caso contrario, si tiene un bajo autoconcepto será lo contrario.

Es decir, se percibirá incapaz, sentirá que los amigos no lo quieren, que no puede conseguir sus metas y sentirá que no vale nada.

Debemos reconocer entonces el porqué del principio que establece que el autoconcepto. Este es causa y efecto del desempeño y rendimiento académico.

Para el aprendizaje autónomo será vital que se tenga un alto autoconcepto, el cual pueda producir seguridad al estudiante y mejore su vida académica.

Avance conceptual

Todos los factores del aprendizaje autónomo se vinculan en la constitución del ser humano como individuo. En este sentido, es alrededor del actor mediado que todos ellos se encuentran en plena expresión colectiva. Además, con ello se facilita la descripción cualitativa de cuanto se ha avanzado o modificado conceptualmente.

¿Por qué el aprendizaje autónomo favorece al aprendizaje significativo?

Esto es debido a que parte del interés y la motivación interna por aprender. De hecho,  este constituye uno de los factores de desarrollo del aprendizaje autónomo.

La razón de ello es que esta motivación no puede darse si el estudiante no quiere, porque también es personal, ya que requiere de los recursos cognitivos de uno mismo.

Igualmente, es activo porque de parte del estudiante depende de la asimilación de las actividades de aprendizaje. Por otro lado, depende del material potencialmente significativo, el cual es proporcionado por el docente.

Conclusiones y finalidad del aprendizaje autónomo

La finalidad del aprendizaje autónomo es desarrollar la habilidad o la capacidad de relacionar problemas para resolver. Igualmente, se busca la información necesaria para dicha resolución. También, generar ideas, analizar y sacar conclusiones.  De esta forma, se establece un nivel del logro de los objetivos.

 

Comparte

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.