¿Qué es la metacognición?

Comparte

Se llama metacognición al tipo de conocimiento que cada persona posee respecto de su propio conocimiento. Esta resulta ser una de las cualidades más destacadas de una persona. Podríamos inferir que ésta es la capacidad para reflexionar respecto a nuestro propio conocimiento y la forma en la que hacemos uso de este recurso personal.

Esta es una cualidad que nos permite analizar los procesos de aprendizaje, los pensamientos y los conocimientos. En la mayoría de los casos, los niños o adultos no son conscientes de los pensamientos y de las reflexiones que hacen en relación a estos. En consecuencia, mucha de esta metacognición no se registra de manera consiente.

¿Cómo se relaciona la adquisición de conocimientos con la meta-cognición?

Si bien es cierto que una persona aprende a lo largo de su vida muchas cosas como por ejemplo, acontecimientos históricos, fechas importantes, procesos matemáticos, etc, la mayoría de las veces no se les enseña cómo deben aprender. El aspecto más importante en relación a la metacognición es justamente saber usar las propias habilidades meta-cognitivas para aprender a aprender.

Existen muchas formas para que un sujeto aprenda y pueda utilizar sus propias estrategias meta-cognitivas, aunque esto dependerá de cada persona de forma casi individual puesto que cada uno cuenta con un bagaje de información previa (conocimientos meta-cognitivos) de forma singular.

Beneficios del aprendizaje meta-cognitivo

  1. Aprendizaje significativo y efectivo. Una persona que tienen habilidades meta-cognitivas bien desarrolladas es capaz de relacionar ideas entre los conocimientos incorporados y aquellos conocimientos previamente adquiridos. De esta forma, el aprendizaje resultará ser mucho más efectivo y rápido.
  2. Enseñanza más profunda. La persona con habilidades meta-cognitivas es capaz de relacionar un concepto con otro que en apariencia, no tenga relación. Esto le permite un aprendizaje de mayor calidad y más profundo.
  3. Aprendizaje que se fija en la memoria a largo plazo. Aquellos sujetos que aprenden de manera superficial, con frecuencia olvidan lo que han aprendido. Esto ocurre puesto que no han trabajado correctamente con la memoria a largo plazo, sino que la información aprehendida se ha hecho en la memoria de trabajo o en la memoria a mediano plazo. Aquellas personas con capacidades metac-ognitivas tienen la característica de poseer un aprendizaje ligado o anclado a la memoria de largo plazo. Esta memoria es permanente y lo aprendido, no se pierde.

4 Tipos de metacognición

Existen varios tipos de metacognición que se describirán a continuación

1.      Meta-atención

Por último, este tipo de meta-conginición consiste en la habilidad de una persona de tener control sobre su capacidad de atención. Así podrá reconocer cuando hay factores exteriores o interiores que alteren su atención. Esta es la primera herramienta que se usa cuando se intenta aprender o incorporar aprendizaje nuevo. Es por ello, que ser consciente si la persona posee o no meta-atención permitirá poder incorporar nueva información con mayor velocidad y efectividad.

2.      Meta-memoria

Este tipo de meta-cognitición hace referencia a la capacidad de un sujeto de conocer sobre su propia memoria. La relación que pueda efectuar entre este tipo de memorias y lo aprendido le permitirá desarrollar su capacidad analítica.

3.      Meta-comprensión

Es la capacidad de un sujeto de comprender su propia capacidad de comprensión. A menudo se cree que con una sola mirada o leída superficial, se tiene el conocimiento de algo determinado. Sin embargo, al intentar responder a una pregunta relacionada con ese tema, nos damos cuenta que no hay tal comprensión en profundidad. La meta-comprensión consiste en que el sujeto reconozca hasta qué punto ha podido aprender algo y haga uso de ello.

4.      Meta-pensamiento

Es la capacidad de un sujeto de poder relacionar un pensamiento con otro. Esta meta-cognición se refiere más a la forma en cómo piensa un sujeto y no a lo que piensa en sí mismo. Además, resalta el modo en que la persona relaciona un pensamiento con otro, generando un aprendizaje hilvanando ideas entre diferentes pensamientos. Esta suele ser una herramienta de mucha utilidad para el desarrollo de la imaginación y de la creatividad.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.