Como detectar una adicción de un alumno al móvil

Alumno adiccion movil

Comparte

La tecnología ya ha cubierto gran parte de todo lo que hacemos, en estos tiempos es muy difícil vivir sin ella, ya que casi todo está en ella. Puedes revisar cuentas bancarias, acceder a información importante, pagar, comprar, entre otras. Pero lo que en este tiempo se está haciendo algo complicado, es poder lidiar con el uso de la tecnología en las clases.

Muchas veces esta necesidad inducida por la tecnología hace que tengamos adicciones comportamentales que no es más que la pérdida de control sobre un objeto o una sustancia. Anteriormente, esto se veía en los estupefacientes, hoy se puede ver en la tecnología, móviles, televisión, entre otros.

No hay mayor distracción en el aula que un estudiante que usa un móvil. Los maestros luchan con ellos en la escuela a diario. Por un lado, los maestros quieren que los estudiantes aprendan a manejar sus móviles por su cuenta. Por otro lado, la distracción que crean estos pueden ser perjudiciales tanto para los estudiantes como para los maestros.

Se producen luchas de poder, desperdiciando valioso tiempo de clase. Debido a esto, los maestros necesitan estrategias prácticas y exigibles para controlar los teléfonos en sus aulas. Actualmente, no se le puede prohibir a un niño o joven que tenga un Smartphone consigo, cuando esta herramienta es una necesidad, aún en muchas escuelas en la actualidad hacen diferentes actividades incluyendo los Smartphones, pero la pregunta que todos los docentes se hacen es: ¿cómo se puede lidiar con la adicción que muchos niños tienen por los móviles?

Lo primero que se tiene que identificar es si el niño es adicto, y para ello, debes ver que no puede dejar de tener el móvil en sus manos. Si por alguna razón se lo quitas, este se desespera hasta el punto de entrar en pánico. Con estas dos referencias pueden notar con mucha facilidad la adicción que un niño tiene por los móviles.

Cómo luchar con la adicción al móvil en las clases

Muchas personas creen que el prohibir los Smartphones en las clases es la solución al problema y lamentablemente no es así. Como docentes, debemos ayudar a los padres a que los niños suelten esta adicción. Porque aunque quitamos el mal dentro de clase, puede solucionarse dentro del aula, pero no en la vida del estudiante.

Una de las ideas que pueden ayudarle es hacerles entrar en conciencia, mostrándole casos de lo que puede pasar con los niños cuando son adictos. Esto no puede hacerse de manera personalizada, sino de manera general, hacer una enseñanza dentro de las clases al respecto. Una vez que se haya hecho, se les puede mandar un pequeño trabajo, en donde cada estudiante diga cuanto tiempo pasa en su móvil.

Cabe destacar, que hay estudiantes que pueden ser honestos y te muestren como se sientes al respecto, pero otros no. En este caso puede ser efectivo un tratamiento de adicciones en algunos alumnos en los que se detecte una adicción de mayor gravedad.

No los juzgues. La idea es que poco a poco ellos, puedan soltarse. Puedes usar el móvil en clases pero por períodos de tiempo y luego hacer que todos guarden en una caja los móviles para retirarlos al finalizar la clase. La idea es ayudarlos no restringirlos.

Cuando les muestras que tu deseo como docente es ayudarles, vas a ver que ellos, se abrirán un poco más al querer ser ayudados, ya que la adicción no se va de la noche a la mañana. Esta adicción les llevó tiempo en formarse en ellos, de igual manera tomará tiempo para irse, siempre con ayuda y paciencia.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.