¿Qué es el trastorno de lenguaje expresivo?

Comparte

El trastorno de lenguaje expresivo es una dificultad que afecta la comunicación de los niños, ya sea verbal o escrita. Por ejemplo, es común que los pequeños no recuerden algunas palabras o no puedan leer en voz alta oraciones complejas.

A pesar de que el trastorno afecta el habla del niño, es posible que él posea las habilidades para entender la comunicación escrita o verbal.

Este trastorno se evidencia casi siempre a la edad de 3 años, puesto que los padres empiezan a comprender que existe cierta dificultad que impide al niño hablar. Conforme transcurre el tiempo, el problema es más evidente, ya que los pequeños omiten sílabas o no conjugan las formas verbales.

Causas

El trastorno de lenguaje expresivo no tiene una causa como tal, pero lo cierto es que es más frecuente en niños que en niñas. Los primeros síntomas se pueden percibir cuando el niño esté aprendiendo a hablar.

No obstante, en algunos casos puntuales la desnutrición o el daño al cerebro en el encéfalo, son posibles causas. Asimismo, la genética también puede ocasionar este trastorno.

Síntomas más frecuentes

Los síntomas que presentan los niños con trastorno de lenguaje expresivo son:

  • Dificultad para darse a entender con otras personas, sobre todo adultos.
  • Suelen no recordar un gran número de palabras ya aprendidas en el pasado.
  • Presentan problemas al elaborar una oración compleja. Esto se da porque mezclan siempre las conjugaciones, por lo que eliminan palabras de las frases, lo que genera que sus oraciones carezcan de sentido. Igualmente, la mayoría de las veces también les cuesta leer oraciones de este tipo.
  • El vocabulario se encuentra muy por debajo del promedio que tienen los demás niños a esa edad.
  • No saben utilizar correctamente los tiempos gramaticales, ya sea pasado, presente o futuro.
  • Ecolalia. Dicen constantemente algunas palabras en la casa o en el colegio. Es decir, repiten lo que explican los profesores. Todo eso como consecuencia de su bajo nivel de vocabulario.
  • Tienden a ser algo tímidos, por lo cual es normal que durante las clases sean poco participativos o no hablen con sus compañeros de la misma edad.
  • Cometen errores al hablar, tales como no utilizar verbos o pronombres.
  • Cuando una persona les lee algo, tratan de concentrarse, pero, aun así, no logran elaborar un buen análisis.

Tratamiento

Lo primero que deben hacer los padres es visitar un a especialista, quien les dirá si en realidad se trata de un trastorno de lenguaje expresivo. En el caso de que sea así, el niño tendrá que realizar terapia de estimulación del lenguaje.

La terapia que suele emplear en estos casos es la de lenguaje, con la cual se incrementará el número de frases que el pequeño utilice. Asimismo, el apoyo familiar es muy importante para que el trastorno sea neutralizado.

Una gran parte de los padres deciden no visitar un especialista con la esperanza de que, con el tiempo, el trastorno desaparezca. Sin embargo, es probable que, por el contrario, el trastorno empeore y la capacidad de aprendizaje del niño se vea afectada.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.