Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

¿Cómo enseñar valores a adolescentes?

Cómo enseñar valores a adolescentes

Comparte

Enseñar valores a los adolescentes y jóvenes es considerado todo un reto, para algunos ya es un caso perdido, sobre todo los adultos, afirman que inculcar valores a estos jovencitos es imposible, y hasta cierto punto es cierto, puesto que la enseñanza de valore y modales, se debería inculcar desde las primeras edades.

No es fácil, pero tampoco es imposible, a continuación te dejamos algunos consejos que te servirán, pero recuerda que nada se da de la noche a la mañana, todo es un proceso, es necesario que tengas mucha paciencia y perseverancia, y sobre todo no perder los papeles y cometer errores graves, lee con atención estos cinco consejos. 

  1. Dando el ejemplo

Para enseñar valores a un adolescente, tienes que entender que ellos a esta edad se encuentran en una etapa difícil, donde podrían presentar actitudes de rebeldía o malcriadez, la mejor forma de inculcarles valores es empezando por ti, demuéstrales tu educación primero.

Dando el ejemplo Pero tampoco lo juzgues tan pronto, no intentes persuadirlos de mala forma, no les grites ni cuestiones actitudes tan rápido, empezar por dar el ejemplo es el primer paso.

Practica más y habla menos, dedica un tiempo corto para que el adolescente puede ver en ti esa figura de respeto, amabilidad, cortesía, esto hará que sienta que no debe de tener el mismo trato contigo.

 

  1. Sin castigos físicos

Sin castigos físicos

Después de haber puesto en práctica el primer consejo, tendrías que proceder a conversar con el adolescente, pero sin que implique un castigo físico, esto quiere decir que si por ejemplo, es tu hijo quien no tiene valores, y después de este corto tiempo dando el ejemplo aún sigue teniendo actitudes inapropiadas, no deberías de golpearlo, continua dirigiéndote a el de manera educada, pero sin que el sienta que eres débil y puede faltarte el respeto, habla con autoridad pero sin gritar, pídele que te respete, que no utilice lisuras contigo, habla claro y fuerte.

 

  1. La motivación es importante

La motivación es importante

En esta etapa de la adolescencia, los chicos y chicos actúan por intereses, y aunque esta actitud sucede siempre, esta es la edad donde la motivación por hacer o dejar de hacer algo se convierte en la clave y el momento oportuno para introducir en ellos nuevos conceptos y enseñanzas.

Esta motivación puede estar basada en recompensas o castigos no físicos, como la privación de un videojuego o una salida. También es importante que no se tome esto como una negociación forzada, sino más bien como una situación donde ambas partes ganen.

 

  1. Poniendo reglas y limitaciones

Tampoco puede ser tan liberal y vulnerable al adolescente, es necesario que te hagas respetar, para ello vas a poner reglas y limitaciones que se tendrán que cumplir sí o sí. 

Establece reglas claras y precisas, nada a medias, tienes que ser riguroso en esta parte, estas reglas también tienen que ser coherente y acorde a la realidad, tampoco tienen que ser imposibles de cumplir.

Explica estas reglas y el sentido de ellas, no funcionará si simplemente impones lo que tú crees que se debe hacer, es necesario que el adolescente entienda el sentido de las normas. 

Poniendo reglas y limitaciones

  1. Cultivando el respeto mutuo

Si quieres que el adolescente aprenda valores y te respete, primero tienes que empezar respetándolo tú mismo, para ello tienes que ser congruente con lo que dices.

Demuestra con acciones, no con palabras, no incumplas tus reglas ni des un mal ejemplo, en la adolescencia no funciona la frase de: yo lo hago, pero tu no.

Cultivar el respeto con los adolescentes siempre te dará puntos extras y tarde o temprano también te respetaran. Recuerda que estos pasos no son el código mágico, son más bien consejos que si se practican constantemente se obtendrán grandes resultados.

Cultivando el respeto mutuo

también te puede interesar: como enseñarles las vocales a los niños

Te puede interesar:  Mi Hijo tiene 12 años y No quiere Estudiar ¿Qué puedo hacer?