¿Cuál es el papel del Profesor ante la Violencia? Técnicas para Docentes | Técnicas Para Docentes Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

¿Cuál es el papel del Profesor ante la Violencia? Técnicas para Docentes

Cuál es el papel del Profesor ante la Violencia

El papel del profesor ante la violencia física o verbal entre los estudiantes, consta básicamente de tres puntos, o pasos que debemos de seguir de manera ordenada.

Incentivar al respeto

Como docentes, no solamente tenemos que brindar información a nuestros alumnos, sino también educarlos en valores, respeto, justicia, igualdad.

Esto no quiere decir que vayamos a hacernos cien por ciento responsable de sus actitudes, pero siempre existe un tiempo donde podemos reflexionar junto a nuestros estudiantes, olvidarnos de la parte teórica y centrarnos en la enseñanza de valores en la escuela.

Incentivar al respeto  no es únicamente decirlo o establecer reglas donde se sancione al que no respete, si queremos incentivar al respeto tenemos que empezar con ser ejemplo para nuestros estudiantes y este ejemplo tenemos que demostrarlo, dentro y fuera del aula de clase, dentro y fuera del colegio, con nuestros colegas, con los administrativos, con el personal de limpieza, con el directos, con los padres, etc.

Los alumnos no aprenderán con que usted ponga un letrero inmenso donde diga: Respeta para que te respeten, de nada servirá hacer esto si es que fuera del aula ponemos apodos a nuestros colegas, no saludos a los señores encargados de la limpieza, hacemos algún tipo de discriminación o subestimamos a alguien. Se enseña con el ejemplo.      

Saber diferenciar un juego de niños con la violencia física o verbal

El siguiente paso después de incentivar el respeto en el aula es saber reconocer cuando donde niños están jugando, están peleando o se trata de un caso de violencia escolar.

Tenemos que detectar rápido estas situaciones, ya que si las dejamos pasar, podrían agravarse y traer muchos otros problemas.

Los casos de violencia en el aula, empiezan con pequeños signos, es en este momento donde tenemos que estar alertas, aunque suene exagerado para mucho, pero un insulto puede llegar a convertirse en acoso psicológico si es que no se frena a tiempo.

No callar

Después de que hayamos reconocido que en nuestro salón de clase se está presentando uno o más casos de violencia, es necesario y obligatorio dar aviso a las autoridades educativas y a los padres involucrados, esto debe hacerse desde el primero momento que se detecta, no tenemos que hacer como si no pasara nada, tampoco pensar en que las cosas se solucionaran solas, nada se arregla sin que alguien haga algo, si pensamos así, después nos sentiremos culpables por que pudimos actuar a tiempo, pudimos haber evitado situaciones no agradables pero no lo hicimos, ante la violencia física o verbal, el docente no tiene la opción de callar.

Te puede interesar:  Actividades de Lectoescritura para Secundaria - PDF