Actividades para enseñar a los niños a lavarse los dientes

Ser padres es una gran aventura pero también es un trabajo con mucha responsabilidad, entre estas responsabilidades que tenemos como padres encontramos las tareas de enseñar a nuestros pequeños a aprender nuevos hábitos para que puedan cuidar su salud y su higiene, por eso es importante saber la manera más correcta en como enseñar a los niños a crear el hábito de lavarse los dientes de manera constante. 

 

Es por esa razón que a continuación te traemos una serie de actividades y consejos para que puedas enseñarle a los niños, esto es recomendable para niños a partir de los 2 años de edad en adelante. 

¿Cómo aprender a lavarse los dientes con juegos?

Tenemos para ti una serie de divertidas actividades para los más pequeños de la casa puedan aprender a lavarse los dientes, uno de nuestros primeros juegos enseña a cómo lavarse los dientes jugando con un rotulador y un folio, para poder llevar a cabo esta idea solo debes tener los siguientes materiales:

 

  • Plastificadora 
  • Rotulador de pizarra blanca
  • Cepillo de dientes
  • Fundas de plastificar
  • Cera o lápices de colores
  • Folios

 

Esta es una interesante actividad que se debe realizar varias veces al día y la edad mínima recomendables para llevarla a cabo es desde los 2 años en adelante, para ello solo debes seguir los siguientes pasos:

 

  1. Primero vamos a coger un folio y sobre el dibujamos una gran boca con dientes, una manera más sencilla es imprimir una imagen que te sirva de plantilla. 
  2. Después de tener nuestro folio, tomamos las ceras o los lápices de colores para colorear nuestra boca dejando los dientes de color blanco, en este pasó podemos decirle a los niños que nos echen una mano para que estén presentes en el proceso de creación.
  3. Ahora el folio lo vamos a colocar en la funda y lo plastificamos. 
  4. El paso siguiente será coger un rotulador de pizarra blanca y pintar encima de algunos dientes buscando que estos parezcan sucios. 
  5. Ahora vamos a usar un cepillo de dientes e instamos a los niños a que limpien la suciedad de los dientes tal cual como si nos estuviéramos cepillando. 

 

Esta es una interesante actividad en donde vamos a poder enseñarle a los niños la importancia de la limpieza bucal y también como hacerla correctamente.

 

Nuestra siguiente actividad para enseñar a los niños a cepillarse será haciendo un experimento con unos huevos, de esta manera enseñaremos a nuestros hijos de una forma interesante y diferente a aprender cepillarse pero también a conocer los beneficios de hacer esto. 

Para este experimento solo vamos a necesitar los siguientes materiales:

  • 4 huevos
  • Agua
  • Un bol

Una vez tengamos esto vamos a aplicar nuestro experimento, según la Fundación Británica de Salud Dental las cáscaras de huevo están llenas de calcio, justo como nuestros dientes, y los mismos reaccionan a los ácidos de la comida y al fluoruro de una manera similar, para nuestro experimento vamos a hacer seguir los siguientes pasos:

  1. Vamos a colocar nuestros huevos en agua hirviendo por unos 10 minutos, una vez haya transcurrido este tiempo los sacamos y dejamos reposar. 
  2. A continuación vamos a sumergir un huevo en refresco y otro en agua durante unas 8 a 13 horas, todo siempre junto con nuestros hijos para que vean todo el experimento. 
  3. Ahora con uno de los 2 huevos sobrantes vamos a pintar uno con franjas de crema dental, este lo dejamos reposar por unos 4 días, luego de que haya transcurrido este tiempo lo limpiamos y también sumergimos en refresco con los otros 2 huevos, esto podemos hacerlo con antelación para introducir todos los huevos al mismo tiempo. 
  4. El último huevo lo vamos a sumergir en leche y los 4 los dejamos reposar unas 3 horas en sus respectivos líquidos. 
  5. Una vez haya transcurrido este tiempo retiramos y observamos los resultados. 

 

En los 4 huevos vamos a observar resultados diferentes, el huevo que estaba en refresco vamos a notarlo bastante blando y un poco decorado, luego el huevo que está en leche lo notaremos con bastante color pero igual un poco blando, aunque no tanto como el huevo en refresco, esto mismo lo vamos a ver en el huevo con solo agua solo que sin tanto color, ahora por último observamos el huevo con la pasta dental y podremos ver que los lados por donde pasamos la pasta estará duro y resistente a diferencia de los lados donde no lo hicimos.

Esta es una gran manera de mostrarle a los niños los resultados de no cepillarse constantemente y también los beneficios del calcio invitándolos a que no solo se cepillen los dientes sino a que también cuiden su alimentación. 

 

Estas son unas excelentes formas de educar un poco a los niños sobre la importancia del cepillado pero también de enseñarle actividades interesantes para que puedan ir aprendiendo a como cepillarse, además si lo combinamos con la diversión que obtendrán su nivel de aprendizaje será mayor ya que una actividad divertida ayudará a que se adapten más rápido a este nuevo cambio para que así lo conviertan más rápidamente en un hábito. 

Comparte

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.