Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

¿Qué hacer con un Hijo Adolescente con Malas Notas? – SoloPadres

Qué hacer con un Hijo Adolescente con Malas Notas

Comparte

¿Qué hacer si mi Hijo saca malas Calificaciones?

Ya son muchas las generaciones donde se ha tratado de crucificar a las malas notas, constantemente recibo e-mails donde me preguntan “¿Qué puedo hacer con este niño? Saca malas notas, lo he cambiado muchas veces de escuela”. Eso no es todo, lo peor viene al final, cuando terminan diciendo: Yo quiero que él sea un profesional de éxito, pero así como va no llegará a nada.

Si te ha pasado algo similar con tu niño, si estas apenado con sus bajas calificaciones  y además piensas que nunca será alguien en la vida debido a sus malas notas, sigue leyendo este artículo.  

¿Realmente importan las calificaciones?

¿Alguna vez te has hecho esta pregunta? Si tu respuesta es No, te invito a que te la plantees. Vamos por partes y te explico porque las notas no deberían de tener la enorme importancia que le estas dando.

Las calificaciones no deberían importar tanto
Las calificaciones no deberían importar tanto
  1. En la mayor parte de Colegios en todo el mundo, las notas significan: ¿Cuánto eres capaz de memorizar? Si tu hijo es capaz de memorizarse unas 5 hojas, su nota seria altísima, si su hijo se olvida de toda esa información al salir de clase, ¿Sabes que sucede con la nota? Nada, no pasa nada, en la libreta de notas su niño tendrá esa calificación gratificante en merito que haber grabado conceptos que ni siquiera los ha entendido y posiblemente no los use en toda su vida.
  2. Las notas no dicen cuanto sabe tu hijo respecto a un tema, la nota es simplemente lo que el maestro cree que tu hijo sabe.
  3. El sistema de evaluación en las escuelas, es básicamente con pruebas escritas y orales, el niño puede copiar, puede memorizar, puede marcar al azar y aceptar, el estudiante puede hacer mil cosas para obtener una buena calificación y esto no es sinónimo de aprendizaje.

Busca la congruencia entre las notas y el aprendizaje de tu niño

Si tu hijo saca malas notas en Matemáticas, pero sin embargo cuando te acompaña a comprar al supermercado, se la pasa sumando y restando precios, sabe contar los vueltos, conoce perfectamente lo números y si le haces alguna pregunta de sumas o restas te responde correctamente. Entonces esto quiere decir que las calificaciones de tu hijo no están de acuerdo a sus conocimientos.

La congruencia entre las notas y el aprendizaje
La congruencia entre las notas y el aprendizaje

Esto se puede deber a muchos factores:

  • Tu hijo se pone nervioso en los exámenes escritos y orales
  • Tiene problemas de timidez y no puede exponer correctamente
  • Tiene una forma distinta de aprender
  • Es muy lento para escribir y nunca termina a tiempo los exámenes

No busques culpables, busca solucionadores

Esto te ayudara a no guardar rencores a nadie, si descubres por ejemplo que las malas calificaciones de tu hijo se debe a que sufre bullying en el salón de clase, tienes dos opciones: echar la culpa a los padres de esos niños malcriados o solucionarlo buscando padres que tengan hijos educados, es decir cambiando de escuela.

Créele más a tu hijo siempre

Muchas veces los niños tienen miedo de contar lo que les pasa, por ejemplo cuando sufren acoso escolar, el maestro les grita, no tienen amigos, se sienten tristes, etc. A pesar de ello, mucho tomaran valor para contártelo, porque confían en ti y dentro de ellos creen que los ayudaras. Es muy difícil que un niño menor pueda mentir si no es influenciado por un adulto, y sobre todo al tratarse de problemas graves. Si la maestra de tu hijo te dice que sus malas notas se deben a que es un niño muy egoísta y no le gusta salir a exponer, mejor evalúa la posibilidad de que tal vez tu niño tenga un problema de habilidades sociales, un problema que quiere solucionar, un problema que no es apropósito.

No dudes de la palabra de tu hijo
No dudes de la palabra de tu hijo

HIJO ADOLESCENTE..

Si a tu hijo le llego la adolescencia, tienes que saber que esta etapa viene acompañada de muchas dificultades en todos los aspectos de su vida, sentimental, familiar y también en lo académico.

Las malas notas siempre han sido un problema en toda la escuela, es algo que es muy difícil de evitar, las malas notas son necesarias en muchas ocasiones, porque permiten a los estudiantes aprender, siempre que un alumno se equivoca aprende algo que lo hace más capaz e inteligente. El problema es la manera en como los padres interpretan esta situación y a la vez la mala decisión de ellos para imponer castigos que en vez de ayudar al alumno, hace que se frustre más y el problema se agrande.

Si tienes un hijo adolescente que constantemente está sacando malas notas y tú como padre o madre quieres ayudarlo en esta situación, tal vez estés cometiendo muchos errores que te impiden solucionar el problema, estas son los 4 puntos que tienes que considerar para ayudar a un adolescente con bajas calificaciones.    

No indagues mucho sobre el problema

El problema que cometen muchos padres cuando sus hijos tienen malas notas es llenarse de suposiciones que a las finales terminan explotando en el chico o chica adolescente,

Tampoco los amenaces

cuando los padres suponen cosas sin antes haber analizado la situación, se crea un ambiente de tensión, aunque pueda que el apoderado tenga toda la razón y sus sospechas sean ciertas, sin embargo el hecho de explotar con un jovencito a esta edad hace que él se vuelva más astuto y terco. Vamos a poner un ejemplo práctico:

 

  • Ana de 16 años se ha descuidado de sus estudios porque se ha enamorado por primera vez, además este chico le ha pedido que sea su novia y ella ha aceptado, esta situación la tiene en las nubes.

La madre de Ana SUPONE que hay algún muchacho que le está pintando pajaritos, esto su pone para ella lo peor, porque siempre ha querido que su hija estudie y no tengo novio hasta después de los 20.        

La madre de Ana ha acertado en su suposición, y después de darle tantas vueltas, un día va a la recamara de su hija y le grita de la manera más impulsiva posible: “Pobre de ti que me entere que tienes novio, te vas de esta casa…”

¿Cómo crees que reaccionaria la hija adolescente? Con miedo, rechazo y sobre todo a partir de ahora tendrá que tener mucho más cuidado cuando este con su novio, ya no puede ni pensar en la opción de contárselo a su madre porque seguro que la bota. ¿Se solucionó el problema o se agrandó?

Dialoga con él/ella

Siguiendo el ejemplo anterior, si la Madre de Ana hubiera dejado de suponer tantas cosas y en vez de eso hubiera conversado con su hija, la situación final sería mucho mejor que la anterior. Veamos por qué:

Dialoga serenamente con tu hijo adolescente
  • La madre se acerca serenamente a dialogar con su hija y le pregunta a que se debe que ha bajado las calificaciones en la escuela.
  • Ana al no notar ningún impulso agresivo por parte de su madre, decide contarle su caso, pero como no se va a arriesgar tan rápido, varia en cierto punto la historia, diciendo: Ma, sucede que tal amiga tiene un novio y yo tengo que guardarle el secreto porque su mama es demasiado extremista y no quiere que tenga chico.
  • En este punto la madre podría hacer una contra pregunta que le acerque a descubrir el problema. ¿Y tú también tienes novio?
  • Ana: No mama como crees
  • Madre: No tendría nada de malo si lo tuvieras siempre y cuando le pongas más ganas al estudio…

Habla con el maestro de escuela

Si después de dialogar con tu hijo adolescente no lograr dar con el problema, es momento de buscar a la segunda persona que te podría ayudar más de lo que te imaginas: el docente. Así es, los maestros conocemos muy bien a nuestros alumnos, en muchas ocasiones somos nosotros los primeros en enterarnos de tantas situaciones y problemas por los que pasan nuestros estudiantes. Si usted como madre o padre está preocupado por las calificaciones de su hijo no dude en acercase a la Escuela.

Habla con el profesor de tu hijo adolescente
Habla con el profesor de tu hijo adolescente

No impongas reglas

Una vez que ya has descubierto el problema, sea leve o grave tendrás que buscar la manera de solucionarlo, el peor error que comenten los padres es actuar por impulsos. Tomando como ejemplo el caso de Ana, lo que muchos padre hubieran hecho al enterarse que su hija tiene novio es prohibirle la salida si no es para la escuela, o quitarle el móvil, etc. Lo único que trae esto es la rebeldía del adolescente: Si le prohíbes salir fuera de clase, seguramente buscara la manera de faltar algunas horas a clase e ir con sus amigos, si le quitas el móvil, lo expones a que acepte otro de un desconocido.

No impongas reglas que los harán actuar peor
No impongas reglas que los harán actuar peor

👩‍🏫 Tenemos nuevos artículos:

Te puede interesar:  Películas para que tus alumnos aprendan en clase