¿Por qué ser Maestro? La mejor Reflexión de un Educador

porque ser maestro reflexion

Comparte

Ser maestro no es fácil, pero sin duda es una profesión agradable, es un trabajo que no lo realiza cualquier, hay que tener vocación y valentía para ser maestro y no morir en el intento.

¿Quieres ser maestro? ¿Te han dicho que escojas una profesión más seria? ¿Tu vocación es enseñar pero la sociedad no quiere que seas Docente?

Sé maestro sí solo y solo sí.

  • Si quieres ayudar, los maestros estamos dispuestos a ayudar a nuestros estudiantes cada vez que sea necesario, no basta con dictar una clase, ser maestro va más allá de eso, significa ser un apoyo incondicional, estar allí, cuando ellos nos necesiten, escucharlos cuando quieran contarnos algo, ayudarlos cuando no entiendan un tema.
  • Si quieres enseñar, y no significa llenar el pizarrón con información, enseñar quiere de ser tener el deseo de que el otro aprenda, en este sentido, los Docentes tenemos el objetivo de que el estudiante pueda comprender todos los conocimientos, no basta con darle conceptos, eso lo podría hacer cualquier persona, los maestros constantemente tenemos que estar innovando para encontrar nuevas metodologías que permitan al estudiante aprender de manera más efectiva.
  • Si quieres aprender, así es, vas a aprender mucho de tus estudiantes, te van a enseñar a controlar tu genio, vas a aprender a reconocer cuando están tristes, cuando les sucede algo, aprenderás que muchas veces los maestros somos los segundos padres.
  • Si quieres ser útil a la sociedad, si estás dispuesto a dar antes que recibir, en muchas ocasiones darás todo por tus alumnos y ni las gracias te dirán, pero en el fondo sabrás que hiciste un buen trabajo, fuiste capaz de formar a un ser humano, digno, decente y con mucha actitud.
  • Si eres valiente para asumir una responsabilidad tan grande, no es fácil ser docente, en ocasiones los padres se irán contra ti, te dirán que no te metas en la educación de sus hijos porque para eso están ellos, y luego contradictoriamente te reclamaran por que sus hijos están mal educados, te dirán que en la escuela no les enseñas nada.
  • Si estás dispuesto a recibir un cariño incondicional, aunque te consideres una persona fría, si eres docente de primaria o inicial, el cariño que recibirás será incondicional, tus niños te van a querer y no vas a poder evitarlo, por eso si no te gustan los niños, están carrera no es para ti.
  • Si te gusta leer, no basta con estudiar los cinco años en la Universidad, el leer tiene que ser un hábito, el estar informado no tiene que ser una opción, tienes que entender que los tiempos avanzan muy rápido, y los conocimientos se van volviendo obsoletos con el tiempo, tu obligación es estar preparándote constantemente.
  • Si sabes controlar tu carácter, no es como en la casa, con los hijos, a los alumnos no puedes gritarle y mucho menos ponerles la mano encima, hoy existen muchas leyes que protegen a los estudiantes, y aunque parezca exagerado, tendrás que respetar estar normativas si no quieres tener problemas.
  • Si no te aburre responder las mismas preguntas muchas veces, a medida que pasen los años, vas a ganar experiencia, y siempre tendrás que responder a las mismas preguntas, lo tendrás que hacer con mucha paciencia y sin enojarte.
  • Si eres capaz de mantener tu imagen y reputación intachable, es lo más importante, tendrás que entender que detrás a de ti, hay personitas que siguen lo que hace, tienes que ser congruente con lo que enseñas en clase, tu imagen tiene que ser impecable, tiene que cuidar de andar metido en líos y chismes.
  • Pero sobre todo, sé maestro si y solo si estás seguro de que es tu vocación.

¿Por qué elegí ser maestra de primaria?

He invitado a una compañera muy eficiente en su profesión para que responda a esta pregunta, ella les contará por que decidió ser profesora de primaria.

Decidí estudiar educación primaria porque siempre me han gustado los niños, ahora, podría haber estudio para ser maestra de preescolar, sin embargo esta opción me resultaba muy tediosa.

Cuando tenía dieciséis años trabajaba en un kínder como auxiliar, al inicio me gustaba porque la experiencia de cuidar a niños siempre me resulto bonita, sin embargo, un año después estaba cansada de verlos llorar y hacer mañas, no tengo nada en contra de que los niños lloren, pero una recomendación que siempre doy a aquellas personas que quieren ser maestros de preescolar, es que no es igual que tener un hijo en casa, es mucho más complicado que eso, y si quieres ser profesora de preescolar tienes que desarrollar ese sentido de saber qué hacer para que un niño deje de llorar, y cada niño es diferente, así que lo que apliques para uno, posiblemente no funcione para el otro.

Con los niños de primaria es diferente, son tiernos igual que los más chiquitos, pero ya entienden que es lo que está mal y que es lo que está bien, en  este sentido son más obedientes y colaborativos, están dispuestos a ayudar y es más fácil explicarles situaciones que niños pequeñitos no entenderían.

Considero que no hay razones independientes para decidir ser maestra de primaria, todo se resumen a una palabra VOCACION, te tiene que gustar trabajar con niños, es algo más que enseñar, es estar allí cuando te necesiten, es darles la mano y brindarles tu ayuda.

Si estás pensando ser maestra de primaria solamente porque te gusta enseñar pero no te llevas bien con tus hermanos menores o sobrinos, entonces quizá debas considerar la opción de ser profesora de academias o universidades.

Lo bonito de ser maestra de primaria, es que ves crecer a tus estudiantes, año tras año, los ves pasar desde la niñez hasta la pubertad, esa experiencia es la mejor, cuando ya son adolescentes aun los recuerdas como niños, te hace desarrollar un sentido de cariño especial, algo muy parecido al de ser mama, ves crecer a estos niños y si años más tarde te enteras de que uno de ellos está en la cárcel o anda metido en cosas malas, no te la creerás, lo defenderás y a la vez te dolerá.

La parte más triste de ser maestra de primaria, ha sido tener que despedirme de mis estudiantes, dejarlos ir a secundaria y ver como muchos de ellos pasan de ser los primeros puestos a abandonar la escuela, meterse en drogas pandillaje  y te sientes angustiada por no poder hacer nada, solo te queda mirarlos de lejos, por eso la preparación que le vayas a dar en la etapa de su educación primaria, tiene que ser intachable.

En lo que respecta al sueldo de los maestros de primaria, sobre todo en Latinoamérica, es muy bajo, así que el motivo por el cual decidí ser maestra de primaria no es por la cantidad de dinero que iba a ganar, eso lo tenía claro desde un inicio, pero tampoco es como muchos dicen, que nos morimos de hambre y tenemos que recursearnos, nuestro sueldo es muy similar al de un profesional, no es un salario como el de un médico cirujano  pero siempre hay posibilidades para ganar más, cómo sacar un libro, o brindar clases personalizadas.

Tenemos nuevos artículos