¿Cómo ayudar a mi Hijo a concentrarse? – 5 Consejos | Técnicas Para Docentes Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

¿Cómo ayudar a mi Hijo a concentrarse? – 5 Consejos

Cómo ayudar a mi Hijo a concentrarse

Es alarmante la preocupación de los padres que asisten a consultoría pidiendo consejos para ayudar a sus hijos a concentrarse en sus tareas y/o en su educación.

Padres que hasta autorizan a los maestros la posibilidad de castigar a sus hijos cuando no se concentran en clase, pero ¿El problema es del niño?.

 

¿Por qué es importante que mi hijo se concentre?

 Como padre de familia tiene que entender que la concentración del niño es muy importante en su formación académica y social, la concentración para lograr sacar buenas notas es la misma que para llegar a ser el mejor jugador de baloncesto, y quizá sea esta la razón por la cual su hijo no se está concentrando.

La importancia de la concentración radica en cuan capaz es su hijo de absorber información de la manera más tranquila posible, sin someterse a estrés ni presión, por lo tanto; mientras mayor concentración tenga su hijo, más fácil le será realizar las actividades posteriores.

La concentración de su hijo también influirá en la sus calificaciones, es una secuencia; si su hijo puede concentrarse, le resultara muy fácil comprender, mientras menor sea el tiempo de su distracción mayor es el tiempo de su aprendizaje, por lo tanto su rendimiento académico será optimo, esto a la vez se refleja en los exámenes y las buenas calificaciones.

 

¿Cuáles son las causas de que mi hijo no pueda concentrarse?

 Muchos son los factores que influyen en la concentración de tu hijo, estos son los más comunes:

  • El ambiente contiene distractores
  • El docente o el padre ejerce demasiada presión sobre el niño
  • El estudiante/hijo está muy cansado
  • Mala técnica de enseñanza

 

Te puede interesar:  Trabajo colaborativo entre padres y maestros – Importancia y Ejemplos

5 consejos para ayudar a tu hijo a concentrarse

 Entonces ¿Cómo ayudo a mi hijo a concentrarse? , no es una tarea tan complicada, la solución está en prestar atención a esos pequeños detalles que pasan desapercibidos.

A continuación te dejamos cinco consejos que tienes que considerar para poder ayudar a mejorar la concentración de tu hijo, estos tips aplican para las tareas de casa y el aula.

 

  1. El ambiente es importante

 Cuando estés con tu hijo ayudándolo en la concentración con las tareas, procura que el ambiente en donde se encuentren no contenga distractores que dificulten su aprendizaje.

Lo recomendable es no hacer las tareas en la habitación, sino más bien en un lugar despejado, donde el niño no tenga al alcance ningún tipo de juego ni se distraiga con los posters pegados en la habitación.

También tienes que considerar otros posibles distractores, como ventanas abiertas, música, ruidos, presencia de alguna mascota y todo lo que creas que podría desviar la atención de tu hijo.

 

  1. Entender por qué es importante y/o necesario

 Una vez que ya se encuentran en un ambiente adecuado, sin distractores, tienes que explicar a tu hijo el sentido de lo que tiene que hacer, el por qué es necesario que haga las tareas, si tu hijo no encuentra un motivo importante para realizar sus actividades académicas, le será muy difícil concentrarse.

Muchos padres no entienden este punto y lo pasan por alto, creen que basta con decirle al hijo que tiene que hacer algo porque es obligatorio, lo mismo hacen algunos docentes, pero esto únicamente genera estrés y tensión en el estudiante, factores que imposibilitan en gran manera que él se concentre.

Este puede ser quizá la etapa más difícil por la que tendrás que pasar antes de lograr que tu hijo se concentre al máximo, pero es fundamental que este punto quede resuelto antes de pasar al siguiente.

 

  1. Separa por Secciones

 Nos referimos a las actividades que tenga que realizar tu hijo, sobre todo cuando recién se está creando el hábito, es recomendable ir gradualmente, paso a paso, no hacer cambios bruscos.

Si antes tu hijo usaba 1 hora para hacer las tareas, y de esa hora, solamente 10 minutos podía estar concentrado, lo ideal para ayudarlo sería conseguir que  de esa hora, pueda permanecer concentrado unos 20 minutos y así sucesivamente.

Sucede lo mismo con las tareas, divídelas por pequeñas secciones, es más fácil avanzar del 1 al 2 y del 2 al 3, que dar un paso grande del 1 al 3.

 

  1. Motivación

 Para ayudar en la concentración de tu hijo, tienes que motivarlo y hacer que él tenga  a la vez motivaciones propias.

Dependiendo de la edad de tu hijo, puedes empezar con algunas pequeñas recompensas, como un dulce, una hora más para jugar o comprarle una chuchería, esto únicamente para empezar, tienes que tener mucho cuidado y evitar que se pueda convertir en una costumbre y tu hija pierda la concentración en sus estudios y fije su mirada en las recompensas.

Lo ideal cuando se habla de motivación es ayudar al niño a reconocer sus propias motivaciones, sus sueños, metas a corto plazo, esas son las mejores razones que permitirá a tu hijo mantenerse concentrado en lo que hace.

  

  1. Descanso

 Por ultimo pero no menos importante, el descanso es fundamental, no agobies a tu hijo con tareas y/o actividades de lunes a domingo, el descanso ayudara a que recupere energías, despeje la mente, y pueda disfrutar haciendo otras cosas que le gusta como jugar futbol, nadar, jugar algún videojuego, etc.  

también te puede interesar: dinamicas para reunion de padres nivel inicial

Te puede interesar:  ¿Cómo hacer que mi Hijo no Platique en Clase? - ¿Realmente quieres que ya no platique?