Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

3 Juegos para enseñar a los niños a ser ordenados

Comparte

Todo niño necesita que le enseñemos determinadas cosas: a leer, escribir, modales, normas de comportamiento, rutinas, etc ya que, estas son algunas de las características que un ser humano adulto pueda vivir en sociedad. Sin embargo, no siempre resulta sencillo enseñar a los niños ciertas conductas y, sin dudas, una de las más difíciles de transmitir es aquellas relacionadas con el orden. Por esta razón, a continuación veremos algunos juegos para enseñar a los niños a ser ordenados.

1- Las tarjetas desordenadas

Para este juego necesitaremos diferentes tarjetas con actividades. Por ejemplo: 1 imagen con un niño cepillándose los dientes, 1 imagen con un niño cenando en familia, 1 imagen con un niño yendo a la escuela, 1 imagen con un niño jugando en el parque, 1 imagen de un niño haciendo los deberes, etc. Se pueden usar tantas imágenes como actividades los niños tengan durante el día.

La consigna de este juego es darle de forma desordenadas las tarjetas y que el niño las ordene.

2- Jugando a los detectives

Para este juego se necesitarán algunos objetos que la docente debe colocar previamente en el aula. Por ejemplo: un florero, una planta, una valija (maleta), un perchero, un oso de peluche, etc. Los niños deben ingresar al aula y observar lo que hay en ella. La docente deberá hacer referencia a aquellos objetos que hay en el aula recientemente agregados de modo tal que no pasen inadvertidos para los niños.

Luego se les pide a los niños que salgan de la misma (también se puede aguardar a que los niños salgan al recreo y realizar las modificaciones sin avisarles previamente). La docente deberá cambiar algo de lugar: puede quitar la planta, cambiar de lugar el perchero, etc.

Te puede interesar:  ¿Es bueno separar a los mellizos o gemelos en el colegio? -¿ Si o No?

Esto mismo se puede hacer con los pupitres de alguno de los alumnos si no se puede llevar objetos.

Cuando los niños regresen se deberá observar su reacción al ver los cambios y sobre todo se deberá observar si ellos mismos han detectado los cambios. Si ellos no han percibido las modificaciones, se les dará indicios hasta que descubran los cambios. Cuantos más notables sean los cambios, más fácil será el juego.

Este juego sirve para que los niños aprendan a distinguir las modificaciones (cambios o desorden) que hay en un hogar o aula. De este modo, al percibir los cambios, se puede ayudarles a ser más ordenados.

Gana el juego niño que más rápido haya detectado el/los cambios.

3- ¡Pido la palabra!

Para este juego se necesita que los niños se sienten en un círculo. La docente comenzará el juego diciendo una frase y serán los niños quienes deban completar (cada uno a su tiempo y “pidiendo la palabra”) la frase iniciada por la docente. Por ejemplo, la maestra dirá:

En una tierra lejana, vivía una princesa en un castillo encantado…”

Los niños deberán levantar la mano y decir “pido la palabra” para continuar con la frase. Si los niños no se animan a completar el cuento, deberá ser la docente quien designe a un niño en particular la siguiente frase.

Cada niño deberá decir algo en relación al relato. Es importante que los niños guarden la coherencia y el sentido del cuento. Con este juego se les ayuda a los niños a respetar el orden o turno entre sus compañeros. En este juego no hay ganadores o perdedores, sino que todos los niños ganan cuando finaliza el cuento ideado entre todos los integrantes.

Te puede interesar:  ¿Cómo llegar a los alumnos? Sé un docente querido por tus estudiantes