Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

¿Cómo enseñar la Obediencia a los Niños? 3 Técnicas Para Maestros y Padres

Cómo enseñar la Obediencia a los Niños

Todos los docentes y padres de familia queremos tener niños obedientes, estudiantes que cumplan con sus tareas, que hagan caso en clase, que no se peleen e hijos que sean responsables en la escuela, que ordenen su habitación, que apaguen la tv cuando se les diga y que sean obedientes en todo aspecto.

No existe un método específico para lograr que nuestros estudiantes e hijos sean obedientes, todo va a depender de la crianza de los padres, del ejemplo en casa y el trato con cada niño.

Sin embargo si existen algunas técnicas que facilitan la enseñanza de la obediencia a los niños, o más bien ayudan a no cometer ciertos errores que podrían jugarnos en contra.

Aplica estas 3 técnicas y/o consejos al momento de enseñar la obediencia a los niños.    

  1. Sin imponer

No impongas normas cuando enseñes a obedecer, uno de los problemas más comunes que cometemos los padres y maestros cuando queremos enseñar la obediencia a los niños, es elegir reglas a nuestro criterio y sin dar explicación al niño e imponer su cumplimiento, este método es muy antiguo, y podría funcionar a corto plazo pero tarde o temprano el niño dejara de obedecerlas. Lo correcto en este caso es sentarse con el infante y explicarle el porqué de las cosas, el porqué de cada norma y las consecuencias que podrían traer la desobediencia.

Tampoco impongas castigos, cuando condicionas al niño a cumplir ciertas reglas y de no hacerlo se hará merecedor de un castigo, automáticamente lo estas incentivando a actuar por miedo, y esa no es la idea. Lo que se quiere es que no lo haga a la fuerza, sino más bien que entienda que tiene que cumplir las normas porque es lo correcto para él, que entienda que papa y mama no son malos , que no imponen lo que ellos quieren , sino que lo hacen por el bien de todos.

 

  1. Enseña y corrige con amor

Cuando estés enseñando a obedecer a tu hijo, no lo grites y mucho menos lo insultes o hagas sentir mal, la enseñanza en amor es la mejor técnica para enseñar la obediencia a los niños, y consiste en adquirir una actitud asertiva con nuestros niños, teniendo la capacidad de ponernos en su lugar cuando la situación lo requiera, sin la necesidad de gritar para imponer autoridad, sin tener que llegar a los golpes, y mucho menos tener que corregirlos en público.

La corrección también forma parte de la enseñanza de la obediencia, en el camino nuestros niños tendrán muchas caídas, se equivocaran,  y tendremos que corregirlos a tiempo antes de que esto sea demasiado tarde, sin embargo; ya quedaron atrás los típicos castigos físicos, aquellos que únicamente crean niños mansos y débiles que con el paso de los años son vulnerables a sufrir abusos por terceros.

También brinda oportunidades, esto forma parte de la asertividad y trata de ponerse en el lugar del otro, los niños en la gran mayoría de casos no actúan por maldad, sino por equivocación, así que es válido brindarles una segunda oportunidad.

  1. Trata igual a todos

 Ya sea en la escuela o en el hogar, la justicia y equidad siempre tienen que estar presenten, para enseñar la obediencia, se tiene que aplicar de igual manera para todos, los hermanos mayores tienen que ser ejemplo para los menores.

No se puede enseñar a obedecer a un hijo menor, si es que el mayor da un mal ejemplo, por eso desde pequeños se tiene que aplicar esta autoridad a todos, tampoco se pueden hacer preferencia de hijos o alumnos, ni de niñas por niños o viceversa, en el tema de la obediencia todos tienen que aprender de la misma forma y con las mismas normas.

también te puede interesar: como enseñar a reconocer las vocales