Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

¿Qué hacer con un alumno que roba? – robos en el aula de clase

que hacer con un alumno que roba

Cuando un alumno está robando en la clase, todos se alarman, al parecer el hurto es algo que no se puede permitir en las escuelas, todos los problemas son comprendidos, desde el niño con tdah hasta uno con autista, pero cuando se trata del robo por parte de un alumno, nadie se apiada, nadie quiere ayudarlo y todos piensan en sancionarlo. No estoy a favor de los alumnos que se llevan objetos a sus hogares, sin embargo, debemos de analizar cada situación antes de juzgar, aunque un robo es un delito por más pequeño que sea, no podemos ser tan extremistas de comprar el hurto por parte de un alumno de 3 años y el de un joven de 16. A continuación vamos a tocar algunos puntos acerca del robo en las escuelas

¿Por qué roban los estudiantes?

Como cualquier otro ser humano, el estudiante que roba lo hace por muchos motivos, estos motivos dependen de la edad que tenga y de algunos otros factores sociales, las causas más comunes de los alumnos ladrones, son las siguientes:

  • Necesidad

Muchas veces los niños no tienen en casa las cosas básicas, en muchas escuelas los alumnos pequeños no llevan lonchera, ni dinero para alimentarse en clase, he visto muchos casos donde un niño le robó la galleta o el wáter a su compañero y sr fue al baño a comérselo, he observado otro caso más grave donde una señorita que estaba embarazada en la secundaria, le saco un billete grande a una de sus compañeras y lo hizo porque quería el dinero para hacerse un aborto, en mis primeros años como maestro de preescolar, descubrimos como un niño de 3 añitos se llevaba día a día durante 2 meses un lápiz de diferente color de sus compañeros, y nos dimos cuenta porque un día su madre vino a dejar una cartuchera llena que había encontrado detrás de una maceta donde el niño iba a pintar. La necesidad obliga a muchos alumnos a robar, en algunos casos se solucionan con pequeñas acciones, pero lo importante siempre es lograr que el alumno entienda que tomar una cosa ajena está mal.

  • Diversión

Muchos otros alumnos roban por diversión, por ejemplo robarle la gorra a un alumno calvo para que este se enfade, robarle el examen al profesor, para salvarse de la evaluación  (no saben que el examen original lo tenemos en el computador), este tipo de cosas suelen pasar en las escuelas y talvez sea muy grande ponerle el nombre de “ladrón“ al alumno que hace esto, pero ese es el nombre que recibe la persona que se apropia de algo que no le pertenece, este es un caso que no tiene por qué ser llevado al extremo, queda claro que el alumno que realiza este tipo de robo es únicamente por diversión, tampoco quiero decir que no los sancionemos, es válido hacerlo, pero sin llegar a extremos.

  • Odio y/o resentimiento

Otros alumnos roban como medio de venganza hacia algún compañero, sobre todo en las escuelas de niños pequeños, cuando dos amiguitos discuten y tienen sus problemillas muchos de ellos agarran la mochila, la cartuchera, el lápiz del otro y lo desaparecen, es la forma que tienen de vengarse, estas situaciones son fácilmente descubiertas, básicamente ellos mismo terminan confesando su delito cuando se amistad nuevamente con su compañero.

  • Para llamar la atención

He conocido también alumnos que no tienen ningún necesidad económica y roban, no necesitan lo que se están llevando, pero igual lo hacen, no roban por diversión, ni por odio, sino todo lo contrario, estos alumnos roban porque en sus hogares nadie está con ellos, sus padres trabajan todo el día y  apenas van a las reuniones de la entrega de libretas, el niño no sabe qué hacer para que sus padres le presten la atención que desean y recurren a estas malas elecciones.

¿Cómo detectar a un alumno que está robando?

No es tan complicado detectar a ese alumno que está robando constantemente, por lo general la mayoría presenta estas 3 señales

  • Se poner nervioso

Observaras que todos los demás se preocupan, pero en un primer momento él se pone nervioso, desvía la mirada, y mientras otros niños se escandalizan él no sabe qué hacer ni que decir.

  • Simula preocupación por el objeto perdido

Después de haberse puesto nervioso, querrá que piensen que él también está preocupado por la situación, y empezará a repetir frases que sus compañeros dicen para así mezclarse entre los demás alumnos para evitar ser descubierto.

¿Qué hacer con un estudiante que roba?

Si este problema se está agravando y cada vez son más los alumnos que presentan sus quejas, significa que ya no es un simple juego, hay un grave problema cuando los robos son constantes, si ya saben quién es el que está robando, te dejamos algunos consejos para resolver este problema.

  • Hablar con sus padres

Talvez quieras ayudarlo y explicarle las cosas a tu manera, pero lo apropiado es que hables con sus padres, ellos sabrán qué medidas tomar, y aunque no tengan una forma correcta de corregir a sus hijos, tienes que cumplir con avisarles del problema, aunque el alumno parezca arrepentido y te pida a ruegos que no se lo cuentes a sus papas, no puedes callar un problema así.

  • Contactar con un especialista

Si sus padres no han logrado que su hijo deje de robar (casi nunca  logran esto los padres) es hora de contactar con un especialista, lo puedes hacer desde el colegio, o puedes dejar la tarea a los padres, aunque el psicólogo si o si hablara contigo, pues el alumno pasa gran parte del tiempo en clase, así que te interrogaran algunas veces.

Cómo evitar los robos en el salón de clases

Evitar  los robos entre los alumnos de la escuela es muy sencillo. En primer lugar tenemos que considerar la educación en casa. Si como docentes descubrimos que un estudiante está teniendo este tipo de actitudes, lo ideal es avisar a los padres . Si otros niños se ven involucrados, es correcto hacer una reunión con todos los apoderados. La corrección en casa evitará que el niño vuelva a caer en estas acciones. Aunque muchas veces no es suficiente. Si hablamos de un adolescente, será necesario contar con la ayuda de un especialista.

Si esta situación se presenta en niños de 3 o 4 añitos. Bastará con imponer normas en clase y hablar con los padres. En esta edad, los pequeños son fácilmente corregibles. Es la etapa perfecta para inculcar valores.

No te vayas. 👩‍🏫 Tenemos nuevos temas para Docentes:

Te puede interesar:  Alumnos que se enamoran de su profesora