Saltar al contenido
Técnicas Para Docentes

¿Por qué los profesores NO dejan ir al Baño? – Repuesta de un Docente

Por qué los profesores NO dejan ir al Baño

Comparte

Esta pregunta me la hicieron en la fan page de Técnicas Para Docentes, fue una niña de tan solo 11 añitos: ¿Por qué los profesores no quieren que vayamos al baño? así que aquí  voy a responder.

No es que no queramos que vayan al baño, los profesores no estamos en contra de que nuestros estudiantes vayan al baño, eso lo sabe cualquier maestro.

Resulta que piden permiso para ir al baño y van a comprar golosinas, todos los maestros sabemos de estos casos y hemos sido testigos de aquellos alumnos que piden permiso para ir al baño pero en realidad van a conversar o a comprar dulces, y como cualquier otro docente, debo decir: para eso está el recreo.

El problema es el exceso de permisos al servicio higiénico, después de que el estudiante pidió permiso para ir al baño, el maestro entiende que realmente fue al baño, pero si después de cinco minutos vuelve a pedir permiso, y aun que le demos otra vez la autorización, pasan otros 10 minutos y otra vez quiere ir al baño, además de que interrumpe la clase, los otros niños se alborotan y se pierde la atención, los docentes entendemos que la primera vez que ese alumno dijo que quería ir al baño, en realidad fue para comprarse una galleta, la segunda vez fue porque seguramente se le olvidó el refresco y la tercera vez recién quería ir al baño de verdad.

Siempre que decimos que “no” terminara en un “si”

Los profesores jamás negaremos el permiso al baño, sobre todo a un niño pequeño, sin embargo lo que buscamos lograr es que se establezca un respeto y no se abuse de la confianza, por eso se ha establecido un especio de aproximadamente 20 minutos, donde el estudiante puede ir a los servicios higiénicos, comprar sus golosinas, comer, etc. En algunas escuelas estos breaks son incluso dos veces al día, uno de los objetivos también es que no se interrumpan las clases con permisos al baño, aunque si se trata de una emergencia o alguna enfermedad o malestar, el docente jamás debería de prohibir estos permisos.

Te puede interesar:  Actividades de Lectoescritura para Inicial - Primaria y Secundaria